Amedeo Maturo

Protección de Datos y Administración Electrónica

Perdona si te espío: cómo funciona el on line behavioural tracking

A través de unas indicaciones de Javier Cao (háganse un favor y síganlo en Twitter a través de @javiercao), he llegado a un interesante estudio de ENISA sobre privacidad y el on-line behavioural advertising (publicidad a través del seguimiento de la navegación on-line). Para quien quiera echarle un vistazo a sus 33 páginas en inglés, puede pinchar Privacy considerations of online behavioural tracking.

Es un estudio más sobre el behavioural advertising, asunto ya analizados en anteriores ocasiones (aquí, por ejemplo). Esta vez me ha llamado mucho la atención la parte sobre las medidas de protección, en particular el apartado donde se habla de las herramientas que existen para que cada hijo de vecino puede saber quién le está «espiando«.

La primera que me encontrado es la de Collusion, un add-on para Firefox que te permite ver en tiempo real qué empresas están recabando tus datos (¿personales? maybe…). Con curiosidad, después de haber visto el vídeo explicativo, me la he descargado y la he instalado en mi navegador.

Así es cómo funciona.

Me conecto a mi Web habitual de información general (www.repubblica.it) y esto es lo que pasa.

Reconozco que no se ve muy bien, así que voy a describir qué se ve: en el circulito blanco del centro, está la Web que he visitado (la del periódico italiano Repubblica) y los «satélites» son 9 empresas más que «espían» a los visitantes de la mencionada Web. Hay un satélite más (la empresa Doubleclick.net), a la que la empresa 4wnet.com ha enviado «datos» (cuáles, no lo sé).

¿Quiénes son estas empresas? Pues, se trata de algunos de «los sospechosos habituales«, como Facebook (sin estar yo conectado en este momento a la red social) y google-analytics.com, pero también gygia.com, kataweb.it, webtrekk.net, 247realmedia.com, serving-sys.com, imrworldwide.com y el chivato 4wnet.com.

Para conocer más sobre estas empresas, me voy a ver el Aviso Legal de la Web, pero no encuentro nada. Eso dice muy poco a favor de una Web de un periódico de referencia internacional y me hace repensar mi opción sobre periódicos on line. Es decir, mientras leo el periódico, hay empresas que analizan mis datos de navegación (esto tampoco es una novedad); lo que me molesta es que el periódico no me avise de quiénes son estas empresas y qué datos conocen de mí. Ah, si de paso me dijeran qué van a hacer con esos datos, lo agradecería.

Intento complicar un poco más la cosa a través de datos de navegación que pueden ser comprometidos, así que busco (en otro navegador) la palabra «porno» y entro en el primer resultado que me da (guess who?) Google. Ahora el cuadro que me dibuja Collusion es éste:

Al lado del círculo original de Repubblica y sus 9 satélites, tengo ahora el de «babosas.com» (menudo nombre para una Web porno), indicado por un circulito con la «B» roja que, a su vez, tiene otros dos satélites: promocionesweb.com y videochaterotico.com. ¿Qué tienen en común las «galaxias» Repubblica y Babosas? El «satélite» googleanalytics.com

Lo crean o no que, la Web porno tiene un micro Aviso Legal, insuficiente a la luz de las obligaciones previstas en la LSSICE pero, en todo caso, mejor que el tan respetable periódico «Repubblica». Babosas 1 – Repubblica 0.

Ya puestos, quiero ver qué tiene en común mi Web con las dos anteriores y dispares galaxias. Así que éste es el resultado, según Collusion:

Mi «galaxia» (en la parte superior derecha) está compuesta por polldaddy.com, quantserve.com y, como no, google-analytics.com.

Y ahora toca ver si mi propio «Aviso Legal» recoge la información sobre el destino de sus propios datos de navegación. Bien, pues, sí que informo sobre las características de «Google Analytics«, pero no tengo ni idea de quién es uno de los otros dos «satélites»: quantserve.com. (A polldaddy les conozco, porque son los que me dan los resultados de las encuestas que, con escasa frecuencia, pongo en esta Web. Tranquilos, próximamente actualizaré mi propio Aviso Legal).

Quantserve.com me lleva a www.quantcast.com, empresa que no conocía hasta ahora. Leyendo en esta Web, me encuentro un apartado en el cual puedo realizar un «opt-out» para las cookies que ellos han instalado en mi navegador (¿cuándo las instalaron?). Esto no quiere decir que desaparezcan como satélites de mi Web, así que sigo averiguando.

He buscado entre mis plugins y no he encontrado nada que haga referencia a estos señores de QuantCast.

¿Conclusiones? Señores lectores, perdonen si les espío: no soy malo, es el WordPress que está diseñado así.

Categoría: Behavioural advertising, Collusion, empresa, Facebook, LSSICE, privacidad, Publicidad online, twitter

Etiquetas: , , , , , ,

1 comentario

  1. Javier dice:

    PLas plas plas -aplausos-. A los cookies habría que dejar de denominarlas así, al menos, en su traducción; lo de galletitas se presenta como el lobo feroz disfrazado de caperucita.

Deja un comentario

Archivos

Temas