Amedeo Maturo

Protección de Datos y Administración Electrónica

Consentimiento, datos médicos y MIR

La Opinión 15/2011 da mucho de sí y me permite insistir sobre algunos aspectos del consentimiento que el interesado presta para el tratamiento de sus datos personales. Ya he tenido ocasión de ver cómo se pueden aplicar las indicaciones del WP 29 en los casos de mensajes vía bluetooth, ahora paso a analizar la delicada situación del consentimiento prestado para el tratamiento de datos personales de salud prestados a médicos internos residentes (los «MIR«).

Situémonos un poco. Los MIR son aquellos médicos que se encuentran en su periodo de formación como especialistas y cuya relación laboral especial es regulada por el R.D. 1146/2006. Del texto legal, también se entiende porqué les llaman «residentes«: con las horas que se pasan trabajando, prácticamente, «residen» en el hospital, pero ésta es otra cosa.

En su día a día, estos médicos atienden a pacientes, dentro del marco «de las actividades previstas en el programa (de formación), asumiendo de forma progresiva, según avancen en su formación, las actividades y responsabilidad propia del ejercicio autónomo de la especialidad» (art. 20.3, Ley 44/2003). Si bien es cierto que todas sus actuaciones médicas están supervisadas por tutores y médicos adjuntos, en la realidad son los que «sacan la faena adelante». Y eso quiere decir que, entre otras cosas, realizan la anamnesis de los pacientes.

Los pacientes visitados por los MIR prestan su consentimiento que, por tratarse de datos de salud, debe ser explícito o, como indica el art. 8, Ley 41/2002, «informado«. «Explícito» e «informado» no son exactamente sinónimos, pero, de momento, dejamos aparcado este debate.

El punto más interesante, para mí, es la prestación del consentimiento de los pacientes para otros fines que no sean los directamente relacionados con los terapéuticos. Es decir, cuando un MIR solicita datos a los pacientes, desde luego lo hace para proporcionar las correctas prestaciones médicas. Pero estos datos también se utilizarán para otra finalidad que es la de servir de base para la formación de los médicos.

¿Existe el consentimiento para esta otra finalidad de formación? Si existe (y tengo mis dudas), ¿es un consentimiento informado? Es decir, ¿el MIR informa al paciente sobre las finalidades de formación para la que serán utilizados sus datos personales?

 

Categoría: consentimiento, Datos personales, Grupo Artículo 29, WP 29

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Archivos

Temas